Salas Comunes

Las salas comunes son salas pensadas para el trabajo comunitario y la colaboración

  • «El Auditorio»

    En el que encontrarás formaciones online, webinars y otros eventos online. Todos ellos gratuitos y abiertos.

    Entrar al Auditorio

  • «La Sala de Exposiciones Virtual»

    ¿Quieres disfrutar de diferentes exposiciones de manera gratuita? Visita nuestra sala de exposiciones virtual. Cada cierto tiempo contaremos con nuevas exposiciones dedicadas a dar visibilidad a situaciones y colectivos en vulnerabilidad social. ¿Te gustaría exponer? Ponte en contacto con nuestro equipo en recepcion@larueca.org

    Exposición Vigente: «La vida detrás de las imágenes»

    Desde la Asociación Progestión trabajamos, desde hace 30 años, por la inclusión de los colectivos más desfavorecidos y por crear un mundo con mayor justicia social. En esta ocasión tenemos el placer de traer a eRueca nuestra exposición “La vida detrás de las imágenes”.

    Se trata de una exposición de aproximadamente 30 fotografías y es el resultado creativo de los grupos de liderazgo de nuestro proyecto WARMI (mujer en quechua).

    WARMI, con una trayectoria de 12 años, está financiado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, y el Fondo de Asilo, Migración e Integración, y actualmente se desarrolla en Madrid (en los distritos de Carabanchel y Latina) y en Valladolid.

    Desde 2019 le hemos dado una giro a este proyecto, haciendo de las mujeres participantes del mismo las protagonistas de todas las acciones, siendo ellas las agentes de las acciones de sensibilización con las que tratamos de combatir el racismo y otros tipos de discriminación y de poner en valor la riqueza que aporta a las sociedades una ciudadanía diversa que comparte desde el respeto a las diferencias y la búsqueda de aquello que nos une.

    A través de nuestra exposición “La vida detrás de las imágenes”, las mujeres que participan en el proyecto WARMI, nos cuentan que las personas que a lo largo de su vida afrontan un proceso migratorio, al llegar al país de acogida, se ven en la necesidad de adaptarse a una serie de cambios (lugar, cultura, idioma, códigos en los que se relacionan, empleo, familia, el mismo proyecto de vida a lo largo del proceso…). Además, comienzan a escuchar, entender y dar cabida a palabras referidas y asociadas a su situación como migrantes (choque cultural, duelo migratorio, identidad cultural, patera, ley de extranjería, arraigo, deportación, adaptación, remesas….) Esta palabras, son usadas por los medios de comunicación y los profesionales de lo social pero a menudo la sociedad, y las propias mujeres migrantes, las desconocen.

    Entendiendo que las palabras determinan la forma en que pensamos, nos parece necesario humanizar y repensar estos términos que, a menudo, carecen de significado emocional, dado que olvidamos que esconden la vida de las personas migrantes, su cotidianidad y las dificultades que se ven abocadas a afrontar en el día a día… Humanizar como hablamos de las migraciones es necesario para hacer posible la inclusión, a través de la empatía que despierta en quien escucha.

    “Nuestro lenguaje forma nuestras vidas y hechiza nuestro pensamiento”, Albert Einstein

    Entrar a la Exposición