Categorías
Sala de Asesoría Tecnológica

¿Qué debemos hacer antes de instalar un nuevo software en nuestros dispositivos?

Muchas veces alguien nos recomienda un software (gratuito o no), que se ha instalado en su dispositivo (ordenador, laptop, tablet, smartphone, et.), o a veces leemos que determinado software es realmente bueno. Y nosotros, sin saber nada del software de forma impulsiva tendemos a instalarlo rápidamente, especialmente si es gratis.

¿Cuál sería ser el proceso previo recomendado a esta decisión de instalar o no? Deberíamos responder antes a estas preguntas:

  • ¿Necesito ese software?
  • ¿Para que me puede valer?
  • ¿Puedo hacer lo mismo con software que tengo?
  • ¿Me aporta algo diferente o mejor que lo que tengo?
  • ¿Puedo instalarlo?
  • ¿Puedo pagar el coste del software?(si lo tiene)

Si hemos respondido mentalmente que NO a alguna de las preguntas anteriores, entonces esta muy claro que no debemos instalar el software, por mucho que nos parezca interesante, de lo contrario tendremos nuestro dispositivo lleno de cosas inútiles que nunca usaremos. Otra posibilidad es que sigamos adelante, pero solo para probarlo y actuar en función del resultado. Eso esta bien en teoría, pero es casi imposible en la práctica que no dejemos aplicaciones zombies sin usar.

Ahora, si hemos decidido ya ir adelante con la instalación, quizá debemos revisar determinadas cosas antes de lanzarnos a instalar un nuevo software, y os propongo la siguiente relación de cosas a revisar:

  1. Buscar a fondo las opiniones de los usuarios en los foros de Internet, para ver si son favorables y si es para el smartphone revisar las puntuaciones y opiniones que recibe la APP en el Google Play Store o en el Apple Store. No es que sea totalmente fiable, pero nos aporta un poco de luz.
  2. Ver el número de usuarios que tiene el software. Si son muy pocos, probablemente esta recién lanzado y conviene esperar, o sencillamente es malo. Si son muchos usuarios, lo normal es que sea de buena calidad, o bien que hayan hecho un marketing bestial, para venderlo a todo el mundo.
  3. Revisar si hay diferentes versiones. Si hay diferentes versiones, significa que hay un equipo trabajando en el software y haciendo mejoras, lo cual es positivo.
  4. Ver quién es la compañía que desarrolla el software, mas que nada por ver si la conocemos por otros productos, es nueva o tiene larga trayectoria. Esto último es positivo, aunque hay empresas de larga trayectoria con software muy malo.
  5. Acceder al sitio web de la empresa o del producto, y leer toda la información disponible. Normalmente si está fácil de localizar todo, bien explicado y con una web fácil de usar, significa que al menos se han tomado en serio su trabajo y que saben hacerlo medianamente bien.
  6. Verifica que el producto, y la web tienen versión en español, primero porque no es nada cómodo entrar a leer detalles muy específicos en otros idiomas, y segundo verifica donde tiene sedes la compañía. Lo bueno es que tenga una sede o una oficina al menos en la UE (por aquello de que estemos protegidos por las leyes comunitarias) y lo ideal es que tenga sede o filial en España.
  7. Verifica si tiene un chat de soporte, si viene allí la documentación, si disponen de FAQs, y si es posible haz alguna pregunta en el chat de tipo técnico. Así se verifica que realmente dan soporte por chat. Lo imprescindible, que tengan chat, desconfía del soporte por email. Lo ideal, que tengan chat en español 24 horas.
  8. Si en este momento ya estas en el punto de decidir seguir adelante con la descarga, es el momento en que debes asegurarte que la descarga es desde la web de la compañía. Nunca te descargues un software para instalar cuando te obligan a descargarlo en otro lado. Ese es un motivo muy serio para desconfiar de una descarga de software, que no se descargue de la web del fabricante.
  9. Si ya te decides a descargar, por favor, revisa aunque sea pesado, las condiciones de uso que tu aceptas para poder descargar. En especial los temas de a que legislación esta sometido el acuerdo, a ti te interesa que sea en España o en Europa. También verifica que no se cedan alegremente tus datos a la compañía, y sobre todo no autorices si es posible que los venda a terceros.
  10. Hay determinadas empresas que aunque publicitan software gratuito por un tiempo o con una funcionalidad menor, a la hora de aceptar las condiciones te piden siempre que des los datos de tu tarjeta para cuando pase el periodo gratuito. Mi recomendación es clara: nunca hagas eso, te arriesgas en el mejor de los casos a pagar por algo que no recuerdas que instalaste, y en el peor que se trate de delincuentes. Las empresas serias no te pedirán esos datos hasta que no vayas a instalar la versión completa, nunca antes.
  11. Como siempre, prueba, prueba y prueba, y si no te convence, desisntala, y por supuesto desuscríbete de los newsletter de la compañía del software, si recuerdas esto nos lo agradecerás.  😉