Categorías
Sala de Asesoría Tecnológica

Tipos de geolocalizacion y geoposicionamiento en el teléfono móvil

Cuando hablamos de geolocalizacion o de geoposicionamiento, en realidad no solo significa tener con precisión la longitud y la latitud de esa persona o dispositivo que lleva consigo la persona. Significa además situar una persona, punto o empresa en un plano cartográfico.

Dicho de otra forma, saber dónde se encuentra con el mayor grado de exactitud posible.A día de hoy y debido a las posibilidades tecnológicas con las que contamos, el geoposicionamiento 100% exacto no es posible. De hecho, llevamos hablando de geoposicionamiento muchos años, pero siempre con un margen de error: centímetros, metros, decenas o centenas de metros…

Cuando utilizamos un teléfono móvil , el propio dispositivo utiliza varios sistemas para el geoposicionamiento, que se complementan entre sí en distintos entornos:

SISTEMA GPS

El Sistema de Posicionamiento Global (GPS) es una red compuesta por cerca de 30 satélites que orbitan la Tierra a una altitud de 20.000 kilómetros. Es un sistema diseñado originalmente por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos. Hoy en día, es una tecnología accesible para muchos, bien sea desde un móvil, o como los que se instalan en los coches.

Cualquiera de esos terminales puede recibir las señales que los satélites envían. El receptor debe «triangular» las señales recibidas de distintos satélites, y gracias a ellas puede determinar su ubicación. Este proceso es denominado trilateración. Cuantos más satélites «vea» el dispositivo, mayor será la precisión con la que la unidad GPS puede determinar dónde se encuentra, incluso centímetros. El gran problema de este geoposicionamiento GPS es que no funciona en el interior de los edificios.

Aunque el GPS es el sistema con más implantación, existe un sistema similar de los rusos, y se está poniendo en marcha un sistema europeo más potente que se denomina Galileo

ANTENAS DE TELEFONÍA MÓVIL

Un teléfono móvil tienen transmisores de baja potencia que le permiten comunicarse con la antena de la estación base más cercana. Hay torres con antenas (estaciones base) y la red se dispone en múltiples celdas o células, que se encargan de enviar y recibir esas señales de radio. Mientras una persona de desplaza de un lado a otro con su móvil, el terminal va saltando de una celda a otra en busca de «señal». En sitios más rurales o remotos, las torres de comunicación suelen estar muy separadas y por eso a veces la señal es irregular. La señal también se puede interrumpir en lugares con muchas montañas o edificios altos.

Mediante sistemas de triangulación comparando las señales recibidas de distintas antenas, y su intensidad, también es posible geolocalizar y geoposicionar el teléfono móvil, en este caso también es posible dentro de los edificios, lo mismo que se puede hablar con el móvil desde los edificios, y la precisión también está relacionada con la cobertura de red del móvil.

SEÑAL WIFI

Hay un tercer sistema de posicionamiento basado en WiFi (WPS). Éste se utiliza cuando el GPS no se puede usar, como en el interior de un edificio que bloquea la señal. El posicionamiento WiFi aprovecha los puntos de acceso inalámbricos en las áreas urbanas, a partir de la intensidad de la señal recibida. Por este motivo, muchas veces cuando abrimos Google Maps en el móvil, la «app» también nos recomienda encender el WiFi del teléfono, para poder mejorar la precisión del posicionamiento.